31 julio 2006

Dirección única, caminos múltiples

En la repulsión que nos inspiran los animales, la sensación predominate es el temor a que nos reconozcan al tocarlos.
***
La palabra conquista al pensamiento pero la escritura lo domina.
***
Los regalos deben afectar al obsequiado hasta el extremo de asustarlo.
***
En un amor, la mayoría busca una patria eterna. Otros, aunque muy pocos, un eterno viajar. Estos últimos son melancólicos que tienen que rehuir el contacto con la madre tierra. Buscan a quien mantenga alejada de ellos la melancolía de la patria. Y le guardan fidelidad. Los tratados medievales sobre los humores saben de la apetencia de viajes largos de este tipo de gente.
***
Únicamente quien supiera contemplar su propio pasado como un producto de la coacción y la necesidad, sería capaz de sacarle para sí el mayor provecho en cualquier situación presente. Porque lo que uno ha vivido es, en el mejor de los casos, comparable a una bella estatua que hubiera perdido todos sus miembros al ser transportada y ya sólo ofreciera ahora el valioso bloque en el que uno mismo habrá de cincelar la imagen de su propio futuro.
***
El recuerdo muestra a cada cual, en el libro de la vida, una escritura que, invisible, iba ya glosando el texto a modo de profecía. Pero no se intercambian impúnemente las intenciones ni se confía la vida aún no vivida a cartas, espíritus y estrellas que la disipan y malgastan en un instante para devolvérnosla profanada, no se le escamotea impúnemente al cuerpo su poder para medirse con los hados en su propio terreno y salir victorioso.
***
A una persona la conoce únicamente quien la ama sin esperanzas.

Walter Benjamin Dirección única

5 comentarios:

cutipaste dijo...

Uh, mire qué casualidad, justo ayer recordé y cité una canción de Laurie Anderson muy bien dedicada a Walter Benjamin.

Cobiñas dijo...

Mire, nunca mejor puesto el título del post entonces.
Abrazos.

cutipaste dijo...

No me sorprende :-)

Habitante unico dijo...

A saia de Carolina
tem um lagarto pintado.
A saia de Carolina
tem um lagarto pintado.
Cando Carolina baila
o lagarto dalhe ao rabo.

p. dijo...

Nunca me animé a leer a este hombre, por reconocer mis limitaciones intelectuales, pero esto que extractaste me da ganitas.

saludos.