30 abril 2007

1977 - Madres de Plaza de Mayo - 2007


Te busca, Madre, mientras su cuerpo es mecido
por el mar en el que se sumerge dormido.
Sueña tu abrazo, busca recuerdos
a los que aferrarse para no conciliar el sueno.

El mar se inquieta, es tempestad, lamento.
¿Quién pudo lanzar mil ángeles desde el cielo?
Y oye tus gritos, blancos pañuelos,
cubren sus aguas, los trajo el viento.
Manda una ola para que se lleve
a los traidores que sembraron tanta muerte.

Barcos y náufragos oyen sus voces.
Les dicen: "Nunca, nunca olvidéis
nuestros nombres.
Dile a las Madres que en algún lado,
donde hace falta, seguimos luchando".

Madre, tu hijo no ha desaparecido.
Madre, que yo lo encontré andando contigo.
Lo veo en tus ojos, lo oigo en tu boca,
y en cada gesto tuyo me nombra,
lo veo en mis luchas y me acompaña
entre las llamas de cada nueva batalla,
guían mis manos, sus manos fuertes
hacia el futuro,
hasta la victoria siempre.

Ismael Serrano "A las Madres de Mayo"


4 comentarios:

Ra dijo...

Preciosa canción.
Beso

Homesdepedra dijo...

Iso de que nai tan so hai unha non e de todo certo , solo basta ollar para esas nais de alba touca que despois de trinta anos seguen reclamando e buscando os seus fillos. Esas tamén son un pouco as miñas nais.
Unha Aperta , Andrea

Clara Flor dijo...

Ai que bonito e que triste e que vivo....tiveno que ler cun alfajor dos que me regalaches na man para non chorar. O que ti fas, inmenso. Bicos dende a outra cidade con b

Cobiñas dijo...

Gracias, Ra, gracias por pasear siempre por estos lares.

Homesdepedra: e son as nais de todos nós. Elas falaron -e puxéronlle o corpo ás súas palabras- cando case todos elixiron o silencio.

Ay, Clara Flor, dígocho eu: os alfajores son un camiño sen retorno :-)) Grazas a ti pola túa xenerosidade e calidez. Unha aperta